5 problemas de la piel en verano y cómo solucionarlos

5 problemas de la piel en verano y cómo solucionarlos

¡Me encanta el verano y su buen tiempo! ¿A quién no le gusta disfrutar de largos paseos, ir a la playa, hacer senderismo por rutas de montaña, hacer deporte bajo los cálidos rayos del solecito veraniego o, simplemente sentarse en una terracita a tomar algo? El verano es para disfrutarlo pero, eso sí, sabiendo cómo poner remedio a los problemas de la piel característicos de esta época.

Protégete del sol

Independientemente de la época del año, pero prestando mayor atención cuando aprieta el calor por nuestra tendencia a ponernos demasiadas horas bajo el sol, es vital protegerse de los rayos ultravioletas. ¡No podemos salir a la calle sin un buen nivel de protector solar! Aunque solo sea para ir a comprar el pan, por favor, poneos factor de protección, vuestra piel os lo agradecerá.

En caso de sufrir alguna quemadura solar, el remedio es básico: una buena crema hidratante, a ser posible con algo de antiinflamatorio y a darle tiempo a la piel para recuperarse.

Exceso de higiene

El calor nos hace sudar y, aunque este sea el método que tiene nuestro organismo para regular la temperatura corporal, el sudor nos hace sentir incómodos y provoca que nos lavemos ‘más’ de lo necesario. Si unimos este exceso de limpieza con la cantidad de veces que nos lanzamos de cabeza a la piscina o al mar para refrescarnos, favorecemos que la función barrera que ejerce la piel se vea modificada.

Es fácil saber si nos estamos pasando pues notaremos como la piel se nos queda tirante, nos pica o se queda enrojecida. La mejor solución en estos casos es hacer buen uso del agua micelar que ayuda a calmar y mantener el equilibrio de las funciones de la piel.

Foliculitis

¡Nos encanta lucir palmito sin un pelo de más! Chicas y chicos por igual, cada año, nos sometemos a intensas sesiones de depilación para lucir la piel en todo su esplendor sin la presencia de pelitos. Ahora bien, con cada depilación, especialmente si se hace con cuchilla, puede provocar que el pelo naciente se curve y no tenga fuerza suficiente para romper la piel, lo que provoca que el folículo quede obstruido y se inflame.

Este hecho es lo que se conoce como foliculitis, también favorecida por el empleo de prendas sintéticas y ajustadas.

Si padecéis foliculitis, por favor, no os centréis en intentar sacar “a mano” cada pelito. Hidrataros bien la piel para favorecer que el vello salga por sí solo, exfoliaros cada dos semanas para limpiaros bien y, a ser posible, evitar las depilaciones con cuchilla o cualquier sistema que arranque el pelo.

Acné

En verano, al sudar más, empeora el acné. La solución que os propongo pasa por sustituir el agua para lavarse la cara por un buen limpiador. Eso sí, aplícalo por la mañana y por la tarde para que los resultados sean más visibles y tu piel esté más calmada. Además, emplear un tónico en las zonas más conflictivas del rostro también ayuda.

Infecciones por hongos y bacterias

El exceso de sudor es un caldo de cultivo perfecto para la proliferación de hongos y bacterias. Si bien estamos expuestos a ellos todo el año, en verano nos afectan mucho más dados la humedad y el sudor. La manera de evitar estas infecciones es mantener la piel limpia y seca.

 

Ana

Soy consultora de belleza y conozco todos los secretos del maquillaje y los productos para el cuidado de la piel. Me gusta estar siempre perfecta y mi misión es compartir contigo todas las experiencias que me ayudan a realzar mi belleza y a cuidar de mi piel. ¡Siguiendo mis consejos luciréis siempre impecables!

1 comentario

  1. Luisa Maria Garcia Repiso

    Pues todo genial, hay que tener mucho cuidado y protegerse. Gracias

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias ESDOR