Cómo reparar la piel de los daños del verano

Cómo reparar la piel de los daños del verano

Tras las vacaciones del verano volvemos relajadas y presumiendo de moreno pero, con el paso de los días, es muy probable que aparezcan las temidas manchas, descamaciones e incluso granitos en la piel. Muchas de vosotras os preguntáis cómo reparar la piel tras la época estival. El sol y la contaminación/polución siempre son agentes agresores para la piel y, a consecuencia, debemos saber cómo repararla tras los daños del verano.

El principal daño que sufre la piel durante el periodo estival es la deshidratación, haciendo que se torne menos lustrosa, reseca y rugosa. Además, someternos a los cambios bruscos de temperatura de los aires acondicionados y su sequedad propia, fomentan que la deshidratación sea aún mayor. El segundo factor que afecta de lleno al cuidado de la piel tras el verano son las lesiones propias del fotoenvejecimiento, como son un mayor grado de deterioro, la aparición de manchas y los capilares dilatados. Saber cómo reparar la piel te ayudará a devolverle su luz en poco tiempo.

Una vez en casa y teniendo en mente la importancia de usar factores de protección solar todos los días del año, debemos aprovechar los primeros días tras las vacaciones para hidratarnos por dentro y por fuera. Lo ideal es beber alrededor de litro y medio de líquidos cada día y, si podéis llegar a los dos, mejor que mejor. Esto no quiere decir que os hinchéis a beber agua sin más, también podéis obtener el líquido de alimentos antioxidantes con gran concentración de vitaminas C y E (fundamentales para la recuperación de la piel) como tomates, sandías, naranjas, melones, espinacas, aceites vegetales, carnes, pescados…

cómo reparar la piel

Cómo reparar la piel con la ayuda de la cosmética

Es fundamental limpiar la piel diariamente empleando productos de higiene neutros y agua templada para no alterar el manto ácido de la piel y, por supuesto, no resecar su superficie. Tras cada ducha no olvides nunca secarte a conciencia y sin frotar para no irritar la piel y evitar las infecciones por hongos. Viste prendas frescas y holgadas siempre que el tiempo lo permita y evita la ropa y zapatos de materiales artificiales que dificultan la transpiración de la piel.

Si ves que te aparecen manchas en la piel según va desapareciendo el moreno del verano, no pierdas el tiempo y acude cuanto antes a tu dermatólogo de confianza. Allí sabrán evaluar los daños que ha sufrido tu piel y el mejor tratamiento que debes seguir para que vuelva a recuperar su tono habitual y buena salud.

Para mantener una correcta hidratación externa de la piel no hay nada mejor que una buena exfoliación con el Exfoliante Corporal Tonificante de ESDOR para deshacernos de las células muertas a la vez que disfrutamos de su suave aroma afrutado para, una vez limpia la piel de impurezas, aplicarnos a conciencia una buena crema hidratante que nos deje la piel suave, tersa y luminosa. ¡A mí me funciona a las mil maravillas! ¿Y tú? ¿Ya sabías cómo reparar la piel tras los daños del verano?

Rebeca

¡Trabajo en el departamento de producto de ESDOR y me encanta! Seré la encargada de presentarte los nuevos productos, transmitiros los valores de ESDOR y ofreceros contenidos didácticos sobre el modo de empleo, consejos, y beneficios de los componentes de nuestros cosméticos funcionales de alta gama.

3 comentarios

  1. Lusa Maria Garcia Repiso

    Pues me encanta esta información. Gracias

  2. Marisa García Sánchez

    Buenas noches!Y buenos consejos que suelo seguir,gracias!

  3. Gracias por la información.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias ESDOR