Cuidado de la piel antes y después del afeitado

Cuidado de la piel antes y después del afeitado

Estoy cansado de escuchar las preguntas de mis amigos en relación a qué hacer para no tener la piel irritada tras el afeitado. Después de tantos años con pelo en la cara ya deberían tener cierta experiencia pero, para mi sorpresa, parece que somos pocos los que sabemos qué hacer para mantener nuestro rostro en perfectas condiciones.

Como todo lo relacionado con el cuidado de la piel masculina, en el caso del afeitado deberemos seguir una rutina específica, que nos permita cuidar la piel antes y después del afeitado. No es difícil, basta con que dediquemos un poco de tiempo diario.

Lo que muchos no saben es que, para lograr un afeitado perfecto, es importante preparar antes la piel. En mi caso, opto por lavar mi cara con agua fría y aplicarme un buen producto exfoliante. Así consigo eliminar células muertas, pelos enquistados y dejar la barba más blanda.

shutterstock_156070589

Ojo con el agua caliente, puede resultar muy tentadora, pero en realidad nos dejará la piel más seca y propensa a la irritabilidad. Lo mismo ocurre con la frecuencia de la exfoliación. Hay que tener en cuenta el tipo de piel, para determinar cada cuánto debemos realizar este proceso. Si tu piel es mixta o grasa, un par de veces a la semana no te hará daño, dejando tiempo suficiente para que la piel se regenere. Pero si tu rostro es muy sensible y seco, bastará con una exfoliación al mes.

Es muy importante no afeitarse nada más saltar de la cama. Deja que tu piel se relaje antes del afeitado ya que, en cuanto nos levantamos, notaremos cierta inflamación en el rostro, producida por las horas de sueño.

El gel de afeitado debe ser aplicado en pequeñas cantidades, formando círculos sobre la piel, de tal manera que el producto penetre lo suficiente para permitir que la cuchilla nos roce sin dañarnos. Recuerda que el afeitado no debe ser agresivo, procura deslizar la cuchilla y no presiones para evitar heridas.

Por cierto, es muy importante que estemos pendientes del estado de las hojas de afeitar. En cuanto notes que empiezan a estar desgastadas, cámbialas.shutterstock_445130290

Debes saber que el vello que nos sale en el labio superior es mucho más duro que el del resto de la cara. Esta es la razón por la que debe ser la última zona a afeitar, permitiendo así que el gel de afeitado tenga más tiempo para actuar sobre la zona y ablandarla.

Una vez terminado el trabajo con la cuchilla, nos toca mimar un poco la piel para evitar las incómodas irritaciones. En mi caso siempre opto por aplicarme el bálsamo de ESDOR for Men para tonificar y calmar la piel antes de meterme en faena con la crema hidratante. El último paso para conseguir, realmente, ese afeitado perfecto y mantener la piel hidratada, sana, tersa y sin heridas.

Espero que con estas indicaciones, nos quede clara la importancia de una buena rutina de cuidado personal, antes y después del afeitado.

 

Hugo

Mi hobby es descubrir nuevas formas de realzar la belleza natural. Mi trabajo de cara al público me ha enseñado la importancia de tener buena imagen, algo fundamental para lograr el éxito tanto en el ámbito profesional como en el personal. Defiendo la belleza masculina comenzando por el cuidado de la piel, y quisiera compartirlo con todos vosotros.

1 comentario

  1. Luisa Maria Garcia Repiso

    Genial, ellos tambien tienen que cuidarse

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias ESDOR