Cuidados y secretos de belleza en el antiguo Egipto

¿No os sentís impresionadas al observar el busto de Nefertiti? ¿O cualquiera de sus esculturas y jeroglíficos? Aunque resulta evidente que los artistas de aquella época sabían lo que hacían, no hay que olvidar lo que ha llegado hasta nuestros días no es más que un fiel reflejo de lo que veían estos artesanos. Es decir, la belleza era patente se mirase donde se mirase.

Existe una razón importante y, es que, los antiguos egipcios admiraban la belleza y dedicaban mucho tiempo al cuidado del cuerpo. De hecho, muchos de los trucos y cosméticos que hoy empleamos tienen sus orígenes en aquellos afeites de la antigüedad. Incluso después de la muerte, los sacerdotes ungían los cuerpos con aceites esenciales y ricos perfumes, para que la persona pudiera disfrutar de ello en la otra vida.

El descubrimiento de muchas tumbas de la época faraónica nos desveló que el antiguo egipcio preparaba exhaustivamente todo cuanto iba a precisar para estar engalanado en el Mas Allá. Pigmentos para maquillarse, olorosos perfumes, inciensos, aceites… todo guardado en ricas ánforas y delicados recipientes, capaces de hechizar a los propios dioses.

La belleza no era solo cosa de chicas. Hombres y mujeres se engalanaban por igual. Para los egipcios, la idea de belleza no se corresponde completamente al ideal que tenemos en mente. Se referían a ella como Nefer, cuyo significado comprende, al mismo tiempo, términos como lo completo, lo armónico, lo perfecto y lo bueno.

Por supuesto, todo lo bello era obra de la creación divina para los egipcios, fácilmente destruida si la Justicia Universal (Maat), representada por una bella diosa adornada con una pluma de avestruz, no era preservada.

Es esa idea de belleza la que, en cierta medida, ha llegado hasta nuestros días, pues consideramos que algo es bello cuando goza de simetría, equilibrio y nos da la sensación de perfección y justicia.

Los ciudadanos egipcios se caracterizaban por su buena higiene y cuidados personales. Aprovechaban la cercanía del Nilo o sus canales para mantenerse limpios con ayuda de sus aguas y barros, evitando los malos olores corporales a base de cremas de huevos de codorniz, escamas de tortuga y resina. Por su parte, la corte y la realeza lo tenían aún más fácil, pues disponían de salas especiales para bañarse con ayuda de sus esclavos y, en vez de barro, empleaban jabones a base de grasas, cenizas y sal.

También se aplicaban cremas para mantener cuidada y protegida la piel frente a los rayos solares, retrasando lo máximo posible el efecto del paso del tiempo y la aparición de arrugas. Los antiguos egipcios también eran adeptos a someterse a técnicas depilatorias con ayuda de cuchillas de sílex o hierro, pinzas e incluso cremas depilatorias a base de pepino, huesos de pájaros hervidos, peino, excremento de mosca y sicomoro.

El pelo, signo de distinción en aquella época, era lo que más se cuidaban. Tenían productos contra la calvicie, para teñirse, diferentes tipos de peines y cepillos, pelucas…

No se aplicaban maquillaje simplemente por razones estéticas, sino que con él se protegían de un clima muy tórrido y extremo. Las zonas desérticas adyacentes al Nilo, las tormentas de arena, las temperaturas extremas, los insectos… todo ello podía acabar en fatales enfermedades e infecciones. Los extractos y pigmentos que empleaban, solían tener efectos calmantes y paliativos.

Siguiendo el saber hacer de los egipcios, muchos cosméticos de la actualidad tienen origen natural. Si, al igual que a mi, te encantan este tipo de productos y apuestas por mantener tu piel cuidada con cosméticos que respetan el medio en el que vivimos y no contienen productos químicos nocivos, ESDOR te lo pone muy fácil. Si aún no has probado nuestra línea de cosméticos te animamos a que lo hagas.

 

Mar

Amo todo lo que tenga que ver con relajación y bienestar, porque soy de las que piensan que debe existir armonía entre cuerpo y mente. Si nos sentimos bien por dentro, estamos mucho más guapas por fuera. Soy ecologista y defensora del mundo natural y todos los compuestos de extraordinarias propiedades que se encuentran en la naturaleza.

1 comentario

  1. Luisa Maria Garcia Repiso

    Quw bueno conocer mas de historia sobre esto.Gracias

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias ESDOR