¿Qué es el colágeno y por qué lo perdemos?

¿Qué es el colágeno y por qué lo perdemos?

El colágeno es conocido por ser el “adhesivo” de nuestro cuerpo, el que mantiene unido todo nuestro ser a través de los diferentes tipos de tejidos conjuntivos. Sin la matriz de colágeno nuestro organismo no podría actuar como continente de todos sus componentes, tanto en el interior como en el exterior, con lo que nos convertiríamos en meros charcos de líquido.

Alrededor del 30% de las proteínas de nuestro cuerpo es algún tipo de colágeno. Esta proteína esencial es la mayoritaria en nuestros conjuntivos y está muy presente en todos los mamíferos. Por ello, es la proteína más abundante en el reino animal y la más estudiada en la comunidad científica.

La fuente del colágeno es siempre de origen animal (no existe esta proteína de origen vegetal) y es esencial para mantener la elasticidad y flexibilidad de órganos y tejidos. Además, es responsable de la firmeza, elasticidad e integridad de las estructuras celulares, influyendo notablemente en la hidratación corporal. Aunque en sí es de origen natural, hay varios activos procedentes de plantas que son capaces de estimular su formación por parte de nuestras células.

colágeno

Existen 16 tipos diferentes de colágeno pero, los que más nos preocupan en ESDOR son los del tipo I y III, pues son los más abundantes en la piel. Su producción comienza a disminuir progresivamente a partir de los 25-30 años. A los 45 años la cantidad de colágeno en el cuerpo se reduce considerablemente y, al acercarnos a los 60 años, la producción de esta proteína disminuye en más de un 35%.

La pérdida de producción de colágeno es la causa principal del envejecimiento prematuro, lo que se traduce en pérdida de elasticidad y tersura en piel, cabello y uñas; aumentan los dolores en las articulaciones, los ligamentos, los tendones y los músculos; incrementan los problemas oculares; comienzan las deficiencias en el sistema cardiovascular y linfático; se desarrollan más molestias en dientes y encías.

Si no se lleva una dieta sana, equilibrada, con ingesta de alimentos ricos en proteínas y/o sueles someterte a períodos prolongados de ayunos, no haces más que fomentar la pérdida de colágeno. Estas prácticas, a menudo muy extendidas, además de poner en peligro tu salud, fomenta que tu piel pierda esa elasticidad, firmeza y propiedad de protección con que le dota la proteína de colágeno.

Por supuesto, siempre puedes ayudarte a regenerar tu producción natural de colágeno con complementos alimenticios como el antioxidante de Vid Perfection, cuya composición contribuye a la formación normal del colágeno para el correcto funcionamiento de la piel y la protección celular frente al daño oxidativo.

3 comentarios

  1. Luisa Maria Garcia Repiso

    Gracias por tan buena información

  2. Marisa García Sánchez

    Muy interesante,gracias!

  3. Nuria Macías García

    Un artículo muy interesante, todos los malos hábitos pasan factura.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias ESDOR