¿Sabes qué diferencias hay entre una crema hidratante y un sérum?

¿Sabes qué diferencias hay entre una crema hidratante y un sérum?

 

Mis queridos Esdor Lovers, soy consciente de que el objetivo que buscáis a la hora de aplicaros nuestros cosméticos es el de obtener una piel en perfectas condiciones, hidratada, tersa y fresca.

Sin embargo, no siempre se tienen claros los beneficios de un cosmético u otro. Hoy me decanto por explicaros en qué se diferencia una crema hidratante de un sérum. ¿Sabéis cuál de los dos os conviene más? ¿Quizá los dos? No os preocupéis, en breve saldréis de dudas.

Lo realmente importante a la hora de decantarse por un cosmético determinado, es que éste cubra las necesidades para el cuidado de nuestra piel. Sí, debemos conocer qué necesita y de qué carece nuestro rostro para poder emplear una crema o un sérum. Será en función de las características y el estado de la piel lo que determine qué textura elijamos para el cuidado de nuestro rostro.

¿Qué es una crema hidratante?

Mis queridos Esdor Lovers, toda crema hidratante no es más que la mezcla de varios componentes más o menos líquidos a cierta temperatura y que son insolubles entre sí, es decir, que no pueden mezclarse (como el agua y el aceite). Sin embargo, tras someterse a diversos procesos, se consigue una emulsión completamente ligada. La mezcla de estos ingredientes da origen a una crema de textura fina y muchas veces untuosa, aunque también puede ser algo más ligera.

Las cremas hidratantes más untuosas o densas (a veces se las denomina ricas) se suelen recomendar a aquellas personas con la piel seca y tirante. Pero las pieles grasas también requieren de cremas hidratante,  aunque en este caso deberán ser más ligeras y con pocos ingredientes oclusivos. Es imposible que la piel afronte los rigores del frío en invierno o la sequedad en verano sin una ayuda de una crema hidratante, ya que no solo aporta grasa, también nutrientes, lípidos o incluso ceramidas que en muchas ocasiones se ven disminuidos.

Podríamos decir que las cremas hidratantes ofrecen un cuidado básico, esencial para tener la piel en un buen estado y lo más protegida posible frente a las agresiones externas. Se hace imprescindible su uso, tanto de día como de noche, para gozar de una piel hidratada, sana y equilibrada.

¿Qué es un sérum?

Por su parte, los sérum son productos mucho más ligeros, que pueden ser emulsiones mucho más fluidas y evanescentes o productos que recuerdan más a un gel poco denso. Pero sea cual sea su textura, casi siempre son productos con una gran concentración de principios activos.

Gracias a su fórmula con muy poca cantidad de grasa, su absorción es extremadamente rápida y a diferencia de las cremas, permite la aplicación simultánea de varios de ellos e incluso después una crema. De esta manera permite personalizar muchísimo el tratamiento, no solo para adaptarlo a tu tipo de piel general, sino al estado en el que se encuentre durante un día o una temporada concretos. El objetivo de emplear sérum es ofrecer un tratamiento potente para necesidades y pieles específicas. Son complementarios a las cremas.

La formulación de los sérums se realiza en función de las distintas necesidades que pueden darse en una piel. Según elijamos un sérum u otro, estaremos combatiendo el envejecimiento prematuro, aportando ácido hialurónico, nutriendo o una combinación de estas propiedades. La mayoría de las veces está diseñados para conseguir una rápida absorción y una penetración más fácil que otros productos. La concentración y tipos de activos en los sérums suele ser muy superior a las cantidades empleadas en las cremas.

Debido a su textura de fácil aplicación y a su alta concentración de activos, basta con aplicar una pequeña cantidad de sérum para cubrir la piel del rostro y el cuello en busca de los beneficios deseados. El efecto del sérum suele ser más rápido que el de una crema hidratante habitual, con lo que al poco tiempo de empezar a usarlo notarás que la piel se torna más luminosa, tersa y brillante.

Sin duda, mis queridos Esdor Lovers, los sérum más consumidos son los específicos para luchar contra el anti-aging. También los encontrarás con efecto lifting inmediato, reafirmantes, antioxidantes, eliminadores de arrugas, antimanchas…

Qué usar, ¿crema hidratante o sérum?

Teniendo clara la premisa de que la crema hidratante protege y el sérum repara, llega el momento de la pregunta más formulada: ¿Qué uso, crema hidratante o sérum?

Mi respuesta, queridos Esdor Lovers, es que os decantéis por emplear ambos productos. Los sérum pueden emplearse perfectamente como tratamientos complementarios al uso de cremas hidratantes.

Podéis aplicaros el sérum antes de la crema para dejar la piel preparada para que la hidratación y protección que ofrece ésta sea aún más efectiva. Además, debéis tener presentes que los sérum no aporta casi grasa a la piel, con lo que son perfectos para el cuidado de pieles grasas. Sin embargo, no suelen tener la capacidad de aportar esa sensación de confort inmediata en la piel que sí aporta las cremas.

Aplicando ambos cosméticos, conseguiréis resultados a corto y largo plazo. Con los sérum observareis mejoras de la piel más rápidas y específicas, mientras que con las cremas hidratantes estos beneficios se potenciarán al acabar de completar un buen estado basal de la piel.

martina

2 comentarios

  1. Luisa Maria Garcia Repiso

    Genial la información. Gracias

  2. María del Carmen Mata

    Agradezco por la información es muy buena y completa gracias

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias ESDOR