¿Te preocupa la caída del pelo en otoño?

Llega el otoño y un año más nos envuelve la misma preocupación: la excesiva caída de pelo en esta época. Es cierto que empleamos una buena parte del tiempo dedicado a la rutina de belleza en su cuidado. Procuramos que luzca sano, brillante y sin apelmazamientos y, para ello, empleamos todo tipo de champús, mascarillas, sérums… pero es inevitable que en esta época del año nos vuelva la preocupación de cada año.

Pero, ¿qué ocurre en otoño con nuestro cabello?

Es en esta época del año cuándo solemos encontrar muchos más pelos en nuestra almohada, suelo o lavabo. Además, el cepillo nos indica que el cabello se nos cae más abundantemente y el desagüe de la ducha no hace más que confirmarlo.

No es casual que, durante el otoño, sea la época en que más productos anti-caída se vendan. Sin embargo, tenemos que aclarar que casi todo el pelo que se cae durante estas fechas, se recuperará sin problemas.

Esta circunstancia se debe a que, en realidad, estamos ante una caída estacional que obedece a una cuestión biológica de renovación del cabello.

Tras los meses otoñales, se ha comprobado que el pelo vuelve a crecer, sustituyendo el cabello caído, en los siguientes meses hasta finalizar el año, periodo tras el cual volveremos a tener la misma cantidad de pelo.

El por qué se lleva a cabo esta caída estacional, es aún una cuestión de la que no se conocen las causas a ciencia cierta. Los científicos parecen inclinarse por una combinación de factores que favorecen este proceso.

Uno de los principales fundamentos de esta caída se corresponde a los cambios hormonales que la llegada del otoño produce en nuestro cuerpo. Se ha visto que algunas hormonas tienen una relación directa con el ciclo natural del cabello y que el cambio de estación puede aumentar su cantidad en el cuero cabelludo.

Por un lado, en otoño comienza a haber menos luz, lo que hace que tu cuerpo produzca más melatonina, que fomenta la caída del cabello.

Por otro lado, se ha visto que en primavera y otoño, el cuerpo produce más testosterona. Aunque normalmente esta hormona se relaciona exclusivamente con el hombre, en realidad, la mujer también tiene pequeñas cantidades de esta hormona y se ha demostrado que un aumento de producción implica que el cabello se caiga más.

Igualmente, los investigadores han visto que, tras el periodo vacacional veraniego y la incorporación al trabajo y la vida cotidiana, se produce un pico de estrés que también favorece la caída del cabello.

Lo importante es saber que ese pelo volverá a crecer y que solo se trata del ciclo vital habitual del cabello. De todos modos, lo más aconsejable es cuidar nuestro pelo durante todo el año y así podremos paliar cualquier inconveniente que pudiera aparecer.

 

 

Laura

Soy farmacéutica y bioquímica y me dedico a la formulación de los cosméticos ESDOR, centrando mi actividad en el desarrollo de productos naturales y muy respetuosos con la piel. La base de todos los productos desarrollados es la protección y prevención de futuros daños mediante el empleo de un antioxidante natural obtenido a partir de las semillas y la piel de las uvas. Para ello estudio los mecanismos bioquímicos de la piel relacionados con cada aspecto que queremos corregir y busco activos naturales que logren este efecto.

1 comentario

  1. Luisa Maria Garcia Repiso

    A mi si que me preocupa, toda información es buena. Gracias

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias ESDOR