Xilitol, estabilizador microbiológico para tu piel

El polialcohol xilitol se encuentra de manera natural en ciertas frutas y verduras. Sin embargo, de manera industrial se suele obtener a partir del xilano presente en la madera de árboles como el abedul o el haya. De ahí que también se le conozca como azúcar de abedul. Como podéis adivinar por su nombre, se emplea como edulcorante o sustituto del azúcar, ya que su valor de dulzura relativa es muy similar al del azúcar común, aunque con un tercio menos de calorías. Además, al no necesitar insulina en su metabolización, el xilitol se emplea como sustituto de la sacarosa en la alimentación de las personas que padecen diabetes.

Encontramos xilitol en distintos alimentos, productos bucodentales y farmacéuticos, chicles, gominolas y suplementos vitamínicos al ayudar a prevenir las caries.

En el mundo de la cosmética se emplea como humectante, hidratante y estabilizador microbiológico. Es decir, mantener el equilibrio de la presencia o ausencia de microorganimos en la piel, así como la cantidad de toxinas o metabolitos que de ellos derivan.

Su uso en cremas y demás productos cosméticos consigue fomentar los efectos estimulantes para mantener sana y fresca la piel. También tiene la capacidad de suavizar asperezas y mantener estable la humedad natural de la piel, con lo que, además de estimular, el xilitol actúa como un buen hidratante.

Cabe destacar también que se trata de un activo que no deja sensación oleosa ni pegajosa al tacto; con lo que las cremas o tónicos que lo contienen suelen ser de rápida absorción sin dejar sensación pringosa tras la aplicación.

En ESDOR no podemos dejar de emplear xilitol en nuestros cosméticos. De ahí que contemos con el azúcar de abedul como uno de los principales activos de una de las nuevas mascarillas de la gama Vid Essential, concretamente de la Mascarilla Detox Antipolución a base de flores alpinas y extractos marinos, además de xilitol.

La composición química de esta mascarilla consigue que la piel del rostro haga frente a los agentes externos e inclemencias del tiempo como nunca antes y, además, ayuda en la eliminación de las impurezas y las toxinas acumuladas en el rostro. Es más, gracias a la presencia del xilitol, se mantiene el equilibrio microbiológico, un nivel correcto de hidratación celular, aportando frescor y suavidad a la piel.

Por muy milagrosas que puedan parecer las propiedades del xilitol, nuestra piel no podrá beneficiarse de ellas si no realizamos el tratamiento tal y como se ha diseñado, incluyéndolo en nuestra rutina de cuidado y belleza. Si lo hacemos así, vamos a conseguir que nuestra piel esté más protegida y que esto se note a nivel visual.

De este modo, conseguiremos mantener los niveles adecuados de hidratación y una piel elástica y suave. Os recomiendo tener estos datos presentes y probar, cuanto antes, las nuevas mascarillas de ESDOR.

 

Laura

Soy farmacéutica y bioquímica y me dedico a la formulación de los cosméticos ESDOR, centrando mi actividad en el desarrollo de productos naturales y muy respetuosos con la piel. La base de todos los productos desarrollados es la protección y prevención de futuros daños mediante el empleo de un antioxidante natural obtenido a partir de las semillas y la piel de las uvas. Para ello estudio los mecanismos bioquímicos de la piel relacionados con cada aspecto que queremos corregir y busco activos naturales que logren este efecto.

1 comentario

  1. Luisa Maria Garcia Repiso

    Que buena pinta

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias ESDOR