Qué es un serum y cómo se utiliza

Qué es un serum y cómo se utiliza

Aunque a alguien le pueda parecer increíble os cuento, por experiencia, que existe mucha confusión en torno a qué es en realidad un serum y cómo se utiliza. Yo, desde luego, no puedo vivir sin el mío y hoy voy a compartir con vosotras mi experiencia, esperando que os sirva para aclarar esas dudas sobre un producto tan maravilloso para el cuidado de la piel como este.

Por lo pronto, desterremos falsos mitos: el serum nada tiene que ver con la crema hidratante y jamás, bajo ningún concepto, debe ejercer de sustituto. Un serum es una combinación de principios mucho más concentrada que la crema hidratante que suele emplearse entre una y dos veces al día, sobre todo antes de ir a la cama. Estos principios activos actúan sobre las capas profundas de la piel, al contrario de la hidratante, que ejerce sus beneficios sobre las capas más superficiales.

Además, el serum no tiene factor de protección, por lo que si te lo das por la mañana y sales a la calle sin tu crema hidratante protectora, llevarás la piel súper desprotegida frente a los agentes nocivos, sobre todo los UV. Así que toma nota: ¡nada de sustituir la crema hidratante protectora con el serum! De hecho, ambos productos actúan en común, reportando cada uno un tipo de beneficio a la piel.

Ahora vamos a la textura, que en el serum es mucho más ligera. Además, por ser tan concentrado, sólo precisas un par de gotas del producto (¡lee bien las instrucciones de uso del envase!). Lo aplicarás sobre cara, cuello y escote y notarás que se absorbe rápidamente, sin dejar sensación grasa.

Como otros productos, este cosmético puede combinar diversas funciones, ser antiarrugas, reafirmante, efecto lifting… por eso debes elegir el que más se adecue a lo que estás buscando o a lo que tu piel precisa.

SERUM2

A la hora de la aplicación, es importante que -si sólo vas a ponértelo una vez al día- lo hagas antes de dormir, para dejar que actúe y ejerza su efecto reparador durante toda la noche. Así te levantarás con una cara de lo más lozana.

Incorpóralo a tu rutina de belleza y ten siempre en cuenta un consejo: los productos se aplican en un orden que guarda relación con el tipo de textura: primero van los más ligeros y poco a poco vamos aplicando sobre el anterior los que son cada vez menos fluidos. Es decir, primero limpiamos, luego tonificamos, a continuación iría el serum, después contornos y finalmente tu crema facial. ¡Señoritas, listo y explicado!

Ahora viene un consejito que os doy: tanto si usas serum como si vas a iniciarte con este cosmético, te recomendamos probar la gama de serum GRAN RESERVA de ESDOR, altamente concentrados en activos con una ventaja más que palpable: poseen un alto contenido en EMINOL®, un extracto de uva rico en polifenoles de extraordinarios efectos antioxidantes. Es cuestión de que elijas el que más se ajuste a tus necesidades. A mí, personalmente, me va perfecto el serum No.3 Detox Global, que me ayuda a eliminar las toxinas y restaura la luminosidad de mi piel. Pero puede que tus necesidades sean distintas y, para eso, puedes contar con el serum Firmeza Total y el serum Reparador Celular.

3 comentarios

  1. Anda, pues me ha venido perfecta ésta información! Porque lo hacía mal, y pensaba que lo hacia correctamente! O_O
    Por el día, primero limpiaba, a continuación el tónico ( aunque a veces éste paso me lo salto si tengo prisa), luego serum, luego crema contorno ojos, crema facial y después maquillaje. Pero por la noche llegó muy tarde de trabajar y me quedó k.o. después de cenar, y aunque sé que está mal, algunas veces no me desmaquillo antes de irme a la cama 🙁 Osea que sólo hago correctamente el proceso una vez, y x la noche fatal, pero intentaré cambiar éste mal hábito.

    • ¡Hola Mónica! A mí me pasaba exactamente lo mismo, ¿y sabes cómo lo solucioné? Lamentablemente mi fuerza de voluntad no era tan grande como para hacer parada entre el sofá y la cama, así que incluí el ritual de limpieza en mi rutina al llegar a casa, en ese momento en el que te pones cómoda es más fácil agregar el proceso de desmaquillado y limpieza del rostro. Así después de cenar tu cara ya estará limpia. Ya nos contarás qué tal te funciona este “truco”. Ten en cuenta que por la noche es mucho más importante limpiar el rostro, ya que si no la suciedad penetra en los poros mientras dormimos y es más difícil de eliminar. Un saludo.

  2. Hola! Los pasos de cuidado facial los hago bien excepto uno: colocaba primero la crema antes del contorno de ojos, pensaba que este era el último paso así que ahora ya lo se. Me gustó mucho el post y me encantaría probar vuestros serum!

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias ESDOR