Belleza masculina: ritual antes de irse a dormir

Belleza masculina: ritual antes de irse a dormir

A pesar de lo que podáis pensar, el ritual de belleza masculina que todo hombre debe seguir antes de irse a dormir es muy sencillo y completamente diferente al que deben llevar las mujeres. Para empezar, y por norma general, nosotros no tenemos que preocuparnos por quitarnos maquillaje, pero sí debemos prestar atención para acostarnos con la cara limpia. La polución, el polvo y otros agentes ambientales ensucian tu rostro sin que te des cuenta y favorecen la obstrucción de los poros.

Por suerte, hace ya varios años que muchos de nosotros prestamos más atención al cuidado de nuestra piel y no nos centramos exclusivamente en afeitarnos de vez en cuando, sino que atendemos al cuidado de la belleza masculina de manera regular. La piel necesita cuidados e hidratación para mantenerse sana, limpia, suave y radiante. Lograrlo es muy sencillo siempre que seamos constantes.

La diferencia entre padres e hijos en la actualidad -más allá de la variedad en gustos musicales y velocidad al entender y manejar los nuevos dispositivos tecnológicos- radica en cómo nos cuidamos. Ha bastado una única generación para que el porcentaje de españoles que emplean cosméticos en el cuidado de su piel haya aumentado del 4% en 1990 al 50% en el día de hoy. Es decir, uno de cada dos hombres vamos más allá de la espuma de afeitar: estamos preocupados por la belleza masculina. Y eso se nota.

Si bien he visto a muchos compañeros y amigos lanzarse de cabeza al mundo de las cremas, lociones y demás, aplicándose prácticamente una cosa distinta para cada parte de su cuerpo, he de deciros que tampoco es necesario ser tan exagerado. Eso sí: para gustos, colores; y aunque siempre haréis lo que os dé la gana, lo que os quiero decir es que, cruzada la barrera de la treintena, hay cuidados imprescindibles que llevar a cabo para llegar a las siguientes décadas con una buena piel.

belleza masculina

Belleza masculina en dos pasos

Son solamente dos gestos los que debéis mantener diariamente antes de iros a la cama para tener una piel única:

  1. Lavaos siempre la cara. Durante el día, la piel acumula impurezas y suciedad que debemos eliminar antes de irnos a dormir. Además, una cara limpia siempre ayudará a que los productos cosméticos que usemos por la noche se absorban con mayor facilidad. No caigáis en la tentación de usar el jabón de manos para lavaros, el jabón no es amigo de la piel del rostro. Es mejor sacar partido de los limpiadores faciales unisex o exclusivamente masculinos.
  2. Usad una buena crema hidratante. Por las noches la piel se regenera, descansa y es más propensa a absorber los principios activos que le ofrezcamos a través de los cosméticos. Haceros con una buena crema hidratante neutra que no contenga filtros solares o elementos energizantes pero sí principios activos de efecto anti-aging y nutrientes. A mí me encanta la Crema Hidratante Antioxidante ESDOR FOR MEN pues es ligera y se absorbe rápidamente sin dejar sensación grasa, os la recomiendo.

No es tan difícil cuidarse, ¿verdad? Además, lo agradeceréis con el paso del tiempo, creedme. Si tenéis algún consejo al respecto, me encantará leeros. ¡Nunca es tarde para aprender algo nuevo sobre belleza masculina!

Hugo

Mi hobby es descubrir nuevas formas de realzar la belleza natural. Mi trabajo de cara al público me ha enseñado la importancia de tener buena imagen, algo fundamental para lograr el éxito tanto en el ámbito profesional como en el personal. Defiendo la belleza masculina comenzando por el cuidado de la piel, y quisiera compartirlo con todos vosotros.

3 comentarios

  1. Luisa Maria Garcia Repiso

    Gracias por la información.

  2. Nuria Macías García

    Más sencillo imposible!!

  3. Marisa García Sánchez

    Normas sencillas para que no les cueste empezar a cuidarse!

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias ESDOR