Qué es un serum y cómo se utiliza

Existe mucha confusión en torno a qué es en realidad un sérum y cómo se utiliza. Yo, desde luego, no puedo vivir sin el mío y hoy voy a compartir con vosotras mi experiencia, esperando que os sirva para aclarar esas dudas sobre un producto tan maravilloso para el cuidado de la piel como este.

Para empezar, desterremos falsos mitos: el sérum no tiene nada que ver con la crema hidratante y jamás debe ejercer de sustituto, son productos complementarios. Un sérum es una combinación de ingredientes mucho más concentrada que la crema hidratante que suele emplearse una o dos veces al día, sobre todo antes de ir a la cama. Estos principios activos actúan sobre las capas profundas de la piel, al contrario de la hidratante, que ejerce sus beneficios sobre las capas más superficiales.

Además, el sérum no tiene factor de protección, por lo que si te lo das por la mañana y sales a la calle sin tu crema hidratante protectora, llevarás la piel desprotegida frente a los agentes nocivos, sobre todo los UV. Así que toma nota: ¡nada de sustituir la crema hidratante protectora por el sérum!

Ahora vamos a la textura, que en el sérum es mucho más ligera. Además, por ser tan concentrado, necesitarás poca cantidad de producto. Lo aplicarás sobre cara, cuello y escote y notarás que se absorbe rápidamente, sin dejar sensación grasa.

Como otros productos, este cosmético puede combinar diversas funciones; ser antiarrugas, reafirmante, efecto lifting… por eso debes elegir el que más se adecue a lo que estás buscando o a lo que tu piel necesita.

A la hora de la aplicación, es importante que -si sólo vas a ponértelo una vez al día- lo hagas antes de dormir, para dejar que actúe y ejerza su efecto reparador durante toda la noche

Incorpóralo a tu rutina de belleza y ten siempre en cuenta un consejo: los productos se aplican en un orden que guarda relación con el tipo de textura: primero van los más ligeros y poco a poco vamos aplicando sobre el anterior los que son cada vez menos fluidos. Es decir, primero limpiamos, luego tonificamos, a continuación iría el sérum, después contorno de ojos y/o labios y finalmente tu crema facial.

Tanto si ya usas sérum como si vas a iniciarte con este cosmético, te recomendamos probar los sérum de Esdor. Son productos altamente concentrados en activos.

Es cuestión de que elijas el que más se ajuste a tus necesidades. A mí, personalmente, me va perfecto el Sérum No.3 Detox Global, que me ayuda a eliminar las toxinas y restaura la luminosidad de mi piel. Pero puede que tus necesidades sean distintas y, para eso, puedes contar con el Sérum No.2 Firmeza Total y el Sérum SOS Inteligente, del que habréis oído mucho hablar en nuestro blog ya que es uno de nuestros “best sellers”. ¡Ya veis #esdorlovers, tenemos opciones para todas!

Además, ahora los tenéis en promoción en nuestra web, ¡no hay excusas!

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.