Cosmética antiedad, ¿realmente funciona?

Existe una gran polémica relacionada con la eficacia de la cosmética antiedad y sois muchas las que os preguntáis si realmente estos productos son eficaces o no. Es normal que tengáis dudas pues la variedad de cremas antiedad y rango de precios es espectacular. ¿Cuál es mejor? ¿La cara o la asequible? ¿La del anuncio o la de la farmacia? ¿Realmente atenúan el paso del tiempo en la piel?

En la actualidad, muchos laboratorios cosméticos llevan a cabo estudios de eficacia completos antes de lanzar al mercado una crema. De hecho, hoy en día hay una gran innovación en el desarrollo de nuevos y avanzados aparatos de medición. Se usan corneómetros para valorar la hidratación de las cremas, vapómetros para medir la pérdida de agua en forma de vapor a través de la piel, cutómetros que miden la elasticidad y la resistencia de la piel para calcular los niveles de firmeza… ¡Vamos, estudios a fondo para mantener la belleza!

Debemos ser conscientes de dos cosas:

  • La absorción en la piel (penetración percutánea) es un proceso biológico complejo. ¡Qué nos es complejo en nuestro cuerpo! La piel es tejido dinámico y vivo, una biomembrana de múltiples capas bastante difícil atravesar.
  • El objetivo de la mayoría de los cosméticos es la epidermis y son pocos los productos capaces de atravesarla para llegar a la dermis, pues las características fisiológicas de la piel lo impiden. No hay que olvidar que está diseñada para aislarnos del medio externo. El hecho de que un determinado cosmético llegue hasta el interior de las células de la piel depende de los ingredientes que contenga, su efectividad y su concentración. Si hay muy poco, no podrá llegar allí donde debe actuar.

Con lo que llego a la conclusión de que, para que la cosmética antiedad sea eficaz, debe tener los ingredientes necesarios en las cantidades adecuadas para llegar a la dermis. ¿Estáis conmigo?

Toda cosmética antiedad busca estimular la producción de colágeno para crear un efecto relleno que perdure en el tiempo, pero las distintas áreas del rostro requieren necesidades específicas: al cuello le afecta la flacidez y se suelen recomendar cremas con activos que estimulen la síntesis de colágeno y fomenten el buen funcionamiento del tejido adiposo subcutáneo; para el contorno de ojos lo mejor son los agentes hidratantes y descongestionantes; mientras que para el rostro tenemos las cremas antioxidantes.

Entre los ingredientes más efectivos para retrasar el envejecimiento prematuro de la piel destacan los antioxidantes, como la vitamina C y los polifenoles (presentes en las uvas), altamente eficaces en la prevención de la aparición de arrugas.

Ya sabéis el alto contenido en polifenoles de uva tinta que tienen los cosméticos ESDOR. ¡Imaginad su eficacia antienvejecimiento combinando estos polifenoles con Ácido Hialurónico, Aceites de Macadamia y almedras dulces, Rosa Mosqueta, Aloe Vera, vitaminas…! Y en las concentraciones adecuadas. Si aún no los conoces, descubre ahora los productos antiedad de ESDOR. ¡Adiós arrugas, hola bienestar y belleza!

Pregunta Reto #ESDORlovers: ¿Desde qué edad usas cosmética antiedad?

Bases Legales – El Reto #ESDORlovers julio-agosto

14 comentarios
0 me gustas
Entrada anterior: Aceites faciales, ¿qué son y para qué se utilizan?Siguiente entrada: Disfruta de los beneficios del sol sin dañar la piel

Entradas relacionadas

Comentarios

  • Rmaria Camacho

    agosto 4, 2016 at 16:53
    Responder

    Creo que algo nos ayudan... yo los utilizo.

  • Rmaria Camacho

    agosto 4, 2016 at 16:53
    Responder

    Creo que algo nos ayudan... yo los utilizo.

  • Marisa García Sánchez

    agosto 2, 2016 at 20:01
    Responder

    Hola!!Desde hace unos cuantos años,creo que sobre los treintaymuchos!!!Es primordial cuidar la piel desde dentro y desde fuera!Saludos!!

  • Luisa Maria Garcia Repiso

    agosto 1, 2016 at 17:33
    Responder

    Yo la llevo usando desde los 40. Y genial, hay que cuidarse

  • Luisa Maria Garcia Repiso

    agosto 1, 2016 at 17:33
    Responder

    Yo la llevo usando desde los 40. Y genial, hay que cuidarse

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *