Propiedades de la vid para la belleza

Las uvas de nuestra Ribera del Duero han sido ya vendimiadas, es la culminación del trabajo que durante todo el año se ha desarrollado en el campo. Ya sea con frío, con calor, lluvia, viento o heladas, nuestros compañeros cuidan el viñedo para que las viñas nos brinden su fruto y poder convertirlo en vino, y más tarde, en extracto polifenólico para elaborar nuestros cosméticos.

Por supuesto, su trabajo no termina ahora, ya que dentro de unos meses se llevará a cabo la poda en seco para poder preparar la viña y que en primavera pueda brotar otra vez, repitiendo así su ciclo vegetativo.

Desde aquí nuestro más profundo agradecimiento a todos esos compañeros que con su duro trabajo, probablemente el más importante de todos aunque no el más visible, hacen posible que nuestras uvas estén bien cuidadas.

Ahora que la bodega tiene los depósitos llenos con el vino que nos beberemos dentro de unos meses, aprovechamos para hablaros de los beneficios de la uva para la piel.

Trabajamos y mimamos nuestros viñedos con los últimos avances tecnológicos para que den fruto a las mejores uvas, ricas en polifenoles.

Nuestras uvas Tempranillo nacen y prosperan en una tierra donde las condiciones de climatología extrema las dotan de unas cualidades únicas, siendo ricas, complejas y resistentes. La uva tinta posee un alto contenido en polifenoles, unos antioxidantes naturales que retrasan el envejecimiento de la piel, contribuyen a mantener su firmeza y elasticidad y aumentan la vitalidad celular. Además, la protegen frente a agresiones ambientales como la contaminación, el humo, el viento o el frío.

Y dentro de la uva tinta, las de la variedad Tempranillo contienen un conjunto de polifenoles capaces de actuar en sinergia para rejuvenecer las células y ralentizar su proceso degenerativo, es decir, ¡retrasar la aparición de las tan temidas arrugas! ¿Qué os parece si hablamos de las propiedades de la uva para la belleza?

 

Los polifenoles de uva tinta son uno de los antioxidantes naturales más eficaces, con numerosos estudios que avalan su aplicación en el campo cosmético y en el cuidado de la piel.

Está científicamente comprobado que los polifenoles tienen una capacidad antioxidante muy elevada, superior a las vitaminas C y E. Ayudan a neutralizar los radicales libres, que son uno de los causantes del envejecimiento prematuro de la piel. Además, actúan como sustancias protectoras de los componentes de la piel, evitando la oxidación de fibras de colágeno y elastina, así como de todo aquello que se ponga en contacto con ellos.

De todos es sabido que un consumo responsable de vino aporta antioxidantes a nuestro cuerpo, así que… si nos “antioxidamos” por dentro, ¿por qué no hacerlo también por fuera? ¡Con Esdor podéis hacerlo!

 

0 comentarios
2 me gustas
Entrada anterior: Cómo cuidar el contorno de ojosSiguiente entrada: Dormir bien, el mejor cosmético

Entradas relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *