¿Te preocupa la caída del pelo en otoño?

Siempre en esta época del año hay un tema de belleza recurrente: la excesiva caída de pelo en otoño. Es cierto que empleamos una buena parte del tiempo de nuestra rutina de belleza en su cuidado, procuramos que esté sano, brillante y sin apelmazamientos y, para ello, utilizamos todo tipo de champús, mascarillas, sérums… pero es inevitable que en esta época del año se caiga un poco más.

Pero, ¿qué ocurre en otoño con nuestro cabello?

Es en estos meses cuando solemos encontrar muchos más pelitos en nuestra almohada, lavabo o cepillo, lo que nos hace darnos cuenta de que se nos cae más.

No es casual que el otoño sea la época en que más productos anti-caída se venden. Sin embargo, debemos tener en cuenta que casi todo el pelo que se cae durante estas fechas se recuperará sin problemas, ya que no se trata de una caída, sino de un proceso de renovación.

¡Así es! En realidad estamos ante una caída estacional que obedece a una cuestión biológica de renovación del cabello, es su ciclo vital. De hecho, en nuestra melena siempre hay alrededor de un 12 o un 15% de pelo en fase de recambio, lo que significa que ¡tardamos unos 4 años en renovar íntegramente todo el cabello! Durante el año perdemos unos 100 pelos al día, pero en otoño esa cifra puede llegar a los 300.

Tras los meses otoñales se ha comprobado que el pelo vuelve a crecer, sustituyendo el cabello caído en los siguientes tres o cuatro meses.

La respuesta a por qué se lleva a cabo esta caída estacional es aún una cuestión de la que no se conocen las causas a ciencia cierta, aunque los científicos parecen inclinarse por una combinación de factores que favorecen este proceso.

Uno de los principales motivos de esta caída se relaciona con los cambios hormonales que se producen en nuestro cuerpo con la llegada del otoño. Se ha comprobado que algunas hormonas tienen una relación directa con el ciclo natural del cabello y que el cambio de estación puede aumentar su cantidad en el cuero cabelludo.

Igualmente, tras el periodo vacacional veraniego y la incorporación al trabajo y la vida cotidiana, se produce un pico de estrés que también favorece la caída del cabello.

Tampoco hay que olvidar que somos mamíferos, y si hay animales que “mudan” su pelaje, ¿por qué no nosotros?

Lo importante es saber que ese pelo volverá a crecer y que solo se trata del ciclo vital habitual del cabello. De todos modos, lo más aconsejable es cuidar nuestro pelo durante todo el año y así podremos paliar cualquier inconveniente que pudiera aparecer.

Secreto para #esdorlovers… Para mantenerlo hidratado podéis aplicar unas gotitas de nuestro Aceite Vid Sublime de Fruta de la Pasión y Uva en el pelo, de medios a puntas, para nutrirlo, protegerlo y evitar el encrespamiento.  Contiene un 99,9% Ingredientes de Origen Natural y está formulado con Aceites de Fruta de la Pasión, Avellana, Jojoba, Caléndula, Uva y Aceites Esenciales de Incienso y Mandarina.

¡Ya sabéis, en principio no hay por qué preocuparse! Aunque si veis que pasados unos 3 meses seguís perdiendo pelo, poneos en manos de un dermatólogo para que valore vuestro caso.

0 comentarios
1 like
Entrada anterior: Dormir bien, el mejor cosméticoSiguiente entrada: Relax y belleza

Entradas relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *